Sushi a domicilio recién hecho

Esa cosa verde llamada wasabi: ¿te atreves?

Publicado por on 6-mar-2016

Seguro que has picado: al menos, la primera vez que comiste sushi. Ves una cosa verde y te preguntas: ¿y esto, para qué será? Si nadie te advierte, tu primera acción será coger un buen trozo y mezclarlo con cualquier maki, por ejemplo, y llevártelo a la boca. Y entonces, solo entonces, es cuando te das cuenta que no deberías haberlo hecho.

Si te quieres reír un rato, entra a Google y busca “El reto wasabi”, y si te ha pasado lo que te estaba contando antes, seguro que te sientes muy identificado. Sobre todo por las caras terroríficas ;-).

Pero… ¿qué es realmente el wasabi? El wasabi (山葵 o ワサビ?) se emplea como condimento japonés y se extrae de la raíz de la planta del mismo nombre, un rábano picante denominado con el nombre científico de Wasabia japonica, Cochlearia wasabi, o también Eutrema japonica, que pertenece a la familia de las brasicáceas (sinónimo de crucíferas), a la que también pertenecen el nabo, la mostaza, el repollo…

Tiene un sabor extremadamente picante y se utiliza principalmente mezclado con la salsa de soja para mojar el sushi. En general, es usado para decorar los platos de pescado o carne.

Su fuerza, más que en el picor, reside en los vapores que se transmiten a lo largo de las fosas nasales y que producen una sensación de ardor. Esta sensación no permanece demasiado tiempo a diferencia del picor producido por los chiles o guindillas. El wasabi crece de forma natural sólo en Japón y la isla de Sajalín.

Antes de que los sistemas de refrigeración se perfeccionaran en Japón, el wasabi era utilizado para envolver los pescados crudos ya que posee propiedades antibacterianas y antisépticas. Actualmente se lo utiliza para realzar el sabor del sushi aunque sólo en pequeñas porciones debido a su característico picor. Los japoneses lo utilizaban para frotárselo en heridas para evitar infecciones.

Sin embargo, aunque parezca terrible, resulta que los beneficios para la salud son innumerables:

  • Efectos antiinflamatorios del wasabi en los senos nasales y sumamente útil para ayudar a eliminar inflamaciones en otras partes del cuerpo.
  • Al no ser irritante para el estómago puede ser utilizado en caso de infección intestinal o diarreas, pues elimina bacterias que pueden ser muy perjudiciales y además actúa a nivel pulmonar en caso de asma y catarros. Importante fuente de vitamina C, elevando las defensas naturales del organismo y proporcionando un efecto antioxidante lo que ayuda a proteger las células de los radicales libres causantes de diferentes tipos de cáncer.
  • Además, el uso del wasabi ayuda a prevenir la formación de coágulos en sangre, lo que posibilita la prevención de diferentes trombosis que pueden afectar el cerebro o la formación de coágulos que se pueden alojar en los pulmones. Previene también el crecimiento de células cancerígenas que se encuentran en el estómago, pues si bien este estudio está en etapa de desarrollo se están obteniendo resultados sorprendentes.

Así que pasada la primera etapa de sorpresa, comiéndolo con sentido común, puede ser altamente beneficioso para nosotros. Así que… ¿te atreves?

Comparte en las redes:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on StumbleUponPrint this pageEmail this to someone