Sushi a domicilio recién hecho

Karoshi, muerte por exceso de trabajo.

Publicado por on 9-ago-2017

Aunque parezca mentira, en Japón existen las muertes por exceso de trabajo o estrés laboral, un fenómeno reconocido oficialmente por el Ministerio de Sanidad japonés desde 1987, llamado Karoshi, que consiste en el aumento de la tasa de mortalidad por complicaciones debidas al exceso de horas de trabajo, sobre todo a derrames cerebrales y ataques cardíacos. Se puede considerar como Karoshi la muerte súbita de cualquier empleado que trabaja de media más de 65 horas a la semana durante más de un mes.

karoshi

Muchos nos preguntaremos, ¿cómo es posible que pasen estas situaciones?, pues esto se debe a que un asalariado o sarariiman en Japón generalmente tiene una larga jornada de trabajo, pocos días de vacaciones, mucha presión por la jerarquía de la sociedad vertical, etc.

¿Por qué en Japón? 

“Después de la Segunda Guerra Mundial los japoneses eran los que tenían las jornadas de trabajo más largas del mundo. Eran unos adictos al trabajo de marca mayor”, comenta Cary Cooper, un experto en manejo del estrés, de la Universidad de Lancaster, Reino Unido.

En los años de la posguerra empezaron a entender la empresa como la familia. El sarariiman se dedicaba en cuerpo y alma a su empresa, no solo impulsados por la compensación financiera, sino también psicológica. Las empresas comenzaron a financiar sindicatos, grupos culturales, ofrecían viviendas pagadas o la posibilidad de llevar a sus hijos a ciertas escuelas e institutos de prestigio, entre otros. En poco tiempo la vida comenzó a girar en torno al trabajo. Unos años más tarde, a mediados de los 80, hubo un giro oscuro. La economía japonesa tuvo un rápido e insostenible aumento del precio de las acciones y de las propiedades, provocando la conocida “burbuja económica”, y los salarios en Japón llegaron al límite. En el punto más alto de esta burbuja, cerca de siete millones de personas (alrededor de 5% de la población total del país) mantenía una agobiante carga de 60 horas semanales de trabajo, mientras que en países como Estados Unidos, Alemania o Reino Unido, los empleados tenían un horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde. En esos momentos, había suficientes muertes de trabajadores por sobrecarga laboral como para que el gobierno comenzara a prestar atención. Pero esta situación siguió empeorando todavía más, al estallar la burbuja de la economía a principios de la década de los 90, ya que en los años siguientes (en la década pérdida), el karoshi alcanzó proporciones de epidemia.

karoshi 2

El primer caso de Karoshi fue registado en 1969, cuando un empleado del departamento de embalaje de gran compañía de periódicos en Japón falleció de un ataque al corazón a los 29 años de edad, después de pasar semanas trabajando sin parar y sin apenas dormir. Pero el fenómeno no recibió su nombre hasta 1978. Cuatro años después, Hosokawa, Tajiri y Uehara publicaron un libro titulado Karoshi y a partir de ahí el fenómeno se comenzó a comprender como un problema de salud pública creciente e importante, un problema que afectaba a toda la sociedad porque era producto de una manera de vivir y hacer las cosas.

Este fenómeno esta tan extendido que si un juez determina que alguien murió por karoshi, su familia recibe una compensación de unos 20.000$ por parte del gobierno y pagos de hasta 1,6 millones de dólares por parte de la empresa.

Comparte en las redes:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on StumbleUponPrint this pageEmail this to someone