La cultura de los regalos en Japón

 In Noticias

Para nosotros, hacer un regalo es un simple detalle a alguien para mostrar nuestro cariño o por alguna ocasión especial. En Japón, la mayoría de las veces, dar un regalo es una obligación social llena de simbolismo y tradición. Además, todos estos regalos tienen que seguir una serie de normas de presentación, importe y calidad.

Dar un regalo en Japón, conocido como  zōtō (贈答), forma parte de la tradición social, ya que es una manera de crear buenas relaciones entre las personas. Por eso, más que un simple detalle, muchas veces es una obligación. Otra costumbre que podría decirse que es también obligatoria es devolver el detalle haciendo otro regalo después de haberlo recibido, conocido como okaeshi (お返し) en japonés.

Los japoneses tienen sus normas a la hora de dar y recibir regalos. Es posible que en algunas ocasiones, ofrecer un regalo en concreto sea bien visto, pero puede que en otro momento ese mismo regalo no sea el más adecuado. O también, puede que un objeto que para nosotros no tiene nada de malo, para ellos signifique todo lo contrario al darlo como obsequio.

Por ejemplo, en los funerales y servicios fúnebres japoneses, dar té verde es un acto tradicional, por eso, no puedes dar un bote de té verde en ocasiones que sean diferentes a ésta. Otro ejemplo son los peines (kushi en japonés), que nunca deberías regalar, porque por su pronunciación se ve como un objeto que puede traer desgracia, dolor y mala suerte en general, ya que ku es igual a la de la palabra sufrimiento y shi a la de muerte.

El noshibukuro (のし袋) es un sobre especial que utilizan los japoneses para dar dinero en ciertas ocasiones. Para cerrarlo utilizan un cordel especial que se ata con un nudo o un lazo de diferentes colores, dependiendo de la ocasión. También, dependiendo de la ocasión, se usan varios tipos de sobre.

Por ejemplo, en una boda (go-kekkon iwai), el cordel del sobre tiene que ser rojo y blanco o dorado y plateado, atado con un nudo. Los billetes deben ser nuevos, sin arrugas y limpios, como símbolo de la nueva vida que va a empezar la pareja que se casa. Normalmente regalan entre 30 y 70 mil yenes, nunca números pares ya que es considerado de mal augurio. En cambio, en un funeral (ososhiki) es común dar billetes usados, arrugados y viejos, con el cordel del sobre de color negro y blanco o amarillo y gris. Podríamos seguir, ya que en las diferentes ocasiones los japoneses siguen una serie de reglas, como en nacimientos, visitas al hospital… incluso cuando el hijo de un amigo o vecino entra en la escuela elemental.

El número de regalos también lo tienen en cuenta, ya que ciertos números se consideran de mala suerte. El más conocido es el número cuatro por su pronunciación, que también se asemeja a la de muerte (shi). Por eso, si piensas darle algún detalle a algún japonés, nunca pueden ser cuatro regalos o que uno consista en cuatro partes, en resumen, que no tenga nada que ver con el número cuatro.

Los japoneses también tienen la costumbre de negar a aceptar un regalo, ¡hasta tres veces! No es que no lo quieran de verdad, podría decirse que son negativas educadas que aunque en el fondo quieran aceptarlo, lo niegan de buenas a primeras. Y aunque para nosotros es muy normal abrir el regalo nada más recibirlo, los japoneses no lo abren inmediatamente. ¿Por qué? Podría entenderse como una manera de evitar tener que fingir que el regalo no ha sido de su agrado y así evitarse la vergüenza tanto del receptor como del donante.

Y otra cosa muy importante, es que al dar el regalo hay que hacerlo inclinándose de manera educada entregando el regalo con las dos manos, con las palmas de la mano mirando hacia arriba. Quien recibe el regalo lo hace de la misma manera, con las dos manos y haciendo una educada reverencia.


En Japón tienen dos momentos especiales para mostrar agradecimiento, el ochūgen en verano y el oseibo en invierno, entre otros más, por supuesto, como ya os hemos comentado antes, pero os vamos a hablar de estos dos en concreto.

Se celebran en julio y diciembre, al recibir la primera y la segunda paga extra del año, tienen como tradición darse algún tipo de regalo entre compañeros de trabajo, amigos, vecinos y familiares.

El regalo normalmente es comida de temporada, sake, alimentos enlatados, etc. que suelen costar entre 3.000 y 5.000 yenes. Cuando llegan estas fechas, los grandes almacenes y supermercados preparan diferentes puestos especiales con distintos regalos. De media se realizan dos o tres regalos por familia en cada periodo.

Antiguamente, en realidad no hace muchos años atrás, lo normal era entregar los regalos en persona, pero últimamente los grandes almacenes facilitan el empaquetado y el envío de los mismos, haciendo que cada vez sea más fácil hacer este tipo de regalos.

¿El regalo más popular? Sin duda, ¡la cerveza! También se suelen regalar café y otras bebidas, frutas, dulces… Regalan alimentos porque es poco probable que quien los recibe los considere un regalo de mal gusto. Además no se convierten en un objeto más en la casa de la persona que lo recibe.


¿Verdad que la cultura japonesa sorprende mucho? Ahora ya sabes un poco más sobre el significado de regalar en Japón y de cómo hacer correctamente.

Recent Posts

Leave a Comment

0

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestros términos del servicio, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies