Omotenashi, hospitalidad en Japón

 In Noticias

Omotenashi es un término japonés que se puso de moda cuando Christel Takigawa lo usó en su presentación final frente al Comité Olímpico Internacional en Buenos Aires, para la candidatura de Tokio como sede en los Juegos Olímpicos de 2020.

Traducido literalmente significa hospitalidad, pero esta traducción se queda corta para que lo realmente significa. Omotenashi (おもてなし) está siempre presente en la cultura japonesa, se siente a menudo, aunque no se vea ni se pueda tocar. Los turistas lo sentiremos en los alojamientos tradicionales o ryokan, en los baños termales (onsen), en tiendas, restaurantes… prácticamente en todo Japón. Por ejemplo, nos lo muestra cualquier japonés que use una mascarilla quirúrgica estando resfriando para evitar contagiar al resto.

Omotenashi es hacer que la otra persona, no sólo si es un cliente, se sienta a gusto, es dar algo por el bien de otra persona sin esperar nada a cambio, es el valor de la hospitalidad, el arte de recibir y hacerte sentir como en casa.

Algunos dicen que en sus orígenes podemos encontrar la ceremonia del té y las artes marciales, ya que esta forma de hospitalidad es el resultado del culto a la forma, a la etiqueta y a la educación, tan evidentes en esta ceremonia. Pero también es el resultado del culto de la importancia del bien del grupo ante el bien individual. 

Del proverbio japonés ichigo-ichie (一期一会), surge el omotenashi en la atención al cliente. Significa algo como “oportunidad única en la vida” y se refiere a cuidar cada cliente con respeto y amabilidad, teniendo una única oportunidad de conseguir que la experiencia del cliente sea satisfactoria.  Este concepto se relaciona con la idea de dar sin esperar nada a cambio.

Muchas veces nos quejamos de la atención que recibimos, como por ejemplo, un dependiente de malhumor, serio o simplemente parece que no quiere hacer su trabajo, ¿verdad? En Japón la sonrisa también es una forma de omotenashi, pues una simple sonrisa puede hacer milagros. En las tiendas y restaurantes no sólo te reciben con el irasshaimase (¡bienvenido!), la sonrisa forma parte de esa gran bienvenida. Nada que ver con entrar a un local con alguien que ni te saluda ni sonríe.

Muchos de los que han vivido o estado en Japón, han recibido este tipo de servicio, trato o ayuda sin darse cuenta siquiera de que era omotenashi, pero si que dicen al final “esto solo se ve en Japón”. Por ejemplo, si te pierdes y preguntas por una dirección, una tienda o un restaurante, es posible que la persona a la que preguntes te lleve hasta el mismo sitio, aunque sea en sentido contrario al que se dirigía.

Y tú, ¿has sentido el omotenashi en Japón o conoces algún caso? ¡Cuéntanoslo!

Recent Posts

Leave a Comment

0

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestros términos del servicio, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies