Sushi a domicilio recién hecho

Septiembre, el mes del Tsukimi

Publicado por on 6-sep-2017

Antiguamente, en el calendario japonés, el mes de septiembre era conocido como nagatsuki, que significaba “el mes en el que las noches se alargan”, porque con la llegada del otoño los días se iban haciendo más cortos. Pero también podía tener otro significado, proveniente de la abreviatura de nagametsuki, “el mes de las lluvias duraderas”, por ser septiembre el mes de días lluviosos.

1- tsukimiAHoy en día, en el mes de septiembre se celebra el tsukimi (月見)festival de contemplación de la luna, ya que de acuerdo con el calendario lunar, la luna llena que aparece alrededor del noveno mes recibía el nombre de chūshū no meigetsu, o lo que es lo mismo, “luna de mediados de otoño”. Por eso se hizo costumbre organizar fiestas para la contemplación de la luna, contemplar su belleza y festejar la llegada del otoño.

Esta tradición, como otras tantas, fue introducida desde China durante la época Heian (794-1185) y fue adaptada por los japoneses hasta darle un toque propio.

Al principio, dicha costumbre era practicada por la corte imperial en lugares de gran belleza natural y tranquilidad. Aprovechaban la celebración para recitar poemas bajo la luz de la luna mientras degustaban un suculento banquete. Uno de los lugares destacadas en Kioto, la que era la capital por aquellos tiempos, era el lago Osawa, dentro del templo Daikaku, sobre cuyas aguas, subidos a un pequeño barquito, el Emperador Saga (785-842) y sus invitados celebraban por todo lo alto la luna más hermosa del año.

1- tsukimiB

Actualmente, en el Japón moderno, aunque es muy difícil encontrar lugares tranquilos para la contemplación de la luna, los japoneses siguen disfrutando de esta actividad, incluso en el lago Osawa, como hacían antiguamente, se sigue celebrando la contemplación de la luna en un evento que reúne a cientos de japoneses.

1- tsukimiC

 

En Japón, como en diferentes países como China, Guatemala, México y algunas antiguas culturas africanas, se piensa que en la Luna hay un conejo. Los japoneses dicen que está haciendo mochi y los chinos creen que está moliendo en un mortero la planta de la inmortalidad para preparar el elixir de la vida.

 

 

Existe una leyenda japonesa sobre la existencia de este conejo en la luna, que cuenta que el espíritu de la luna se encarnó, hace mucho tiempo, en el cuerpo de un anciano, que fue suplicando a varios animales que le dieran comida. Cada animal fue ofreciéndole algo, pero cuando llegó el conejo, éste no tenía nada que pudiera ofrecerle, por lo que hizo que el resto de animales preparara una hoguera y se ofreció a sí mismo al anciano. El anciano, entonces, se mostró como el dios de la luna y recompensó al conejo llevándole con él a la luna para que viviera allí para siempre.

Y tú, ¿ves al conejo preparando mochi? ;)

Comparte en las redes:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on StumbleUponPrint this pageEmail this to someone