Sushi a domicilio recién hecho

Shichifukujin, los Siete Dioses de la Fortuna

Publicado por on 19-jun-2017

Los Shichifukujin, como su propio nombre indica, son los Siete Dioses de la Fortuna o de la Buena Suerte. Shichi significa siete, fuju es suerte y jin es dios. Casi siempre tienen un lugar reservado en grabados netsuke y otras representaciones.

shichifukujin1

(Imagen de Japonismo)

 

Los Shichifukujin son deidades de diferentes orígenes que antiguamente se daban culto por separado pero ahora ya pocas veces es así, solamente cuando se tiene un interés en particular. Empezaron siendo Dioses impersonales y remotos, pero poco a poco se fueron convirtiendo en figuras más cercanas y patrones de ciertas profesiones y artes japonesas. De todos ellos, solamente Ebisu es el único Dios de origen japonés y proviene de la tradición sintoísta, mientras que Daikokuten, Bishamonten y Benzaiten son tres deva del panteón hindú de la India y Fukurokuju, Hotei y Jurojin provienen de las tradiciones budistas y taoístas de China.

Estos Dioses son reconocidos desde hace miles de años. Al principio eran adorados por mercaderes, ya que los dos primeros (Ebisu y Daikokuten) eran Dioses del negocio y el comercio. Más tarde, los japoneses fueron buscando dioses correspondientes a sus profesiones.

Cuentan que el sacerdote budista Tenkai eligió a estos Dioses tras hablar con el shogun al que servía, Iemiitsu Tokugawa, al ordenar la búsqueda de quienes poseyeran las virtudes perfectas: longevidad, fortuna, popularidad, sinceridad, amabilidad, dignidad y magnanimidad. Poco después, Kano Yasunobu, un artista famoso de la época, fue el primero en retratar a los Shichifukujin.

shichifukujin3

 

Estos Siete Dioses se representan frecuentemente en un barco por la leyenda del Takarabune. Dicen que los tres primeros días de cada año, los siete dioses se embarcan desde los cielos a un barco llamado Takarabune con tesoros del folclore japonés, la mayoría de veces son prendas de ropa con poderes mágicos que los Dioses usan, dirigidos a los puertos humanos. A partir de esta leyenda han surgido varias supersticiones, uno de ellos, por ejemplo, es la de poner una imagen de los Shichifukujin debajo de la almohada el segundo día del año para que de esta manera se tenga un buen sueño y así, tener buena suerte durante el año entero.

shichifukujin-en-el-barco-del-tesoro-takarabune

Los Siete Dioses en el barco del tesoro Takarabune (imagen de: Shichifukujin)

Como ya sabemos, el siete es un número que se asocia a la buena suerte, sobretodo en Japón, ya que es un número que encontramos en multitud de celebraciones y tradiciones japonesas: Tanabata o el festival de las estrellas se celebra el séptimo día del séptimo mes; el nacimiento de un hijo se celebra en el séptimo día; el duelo dura siete días y se realiza una ceremonia de un recuerdo a las siete semanas; el budismo japonés cree en las siete reencarnaciones; en la filosofía samurái había siete principios básicos, etc.

Así que para vuestra próxima visita a Japón, ya sabéis, ¡buscad a los Dioses de la Buena Suerte! Un buen amuleto y un regalo ideal :D

 

Fuente:

ttps://japonismo.com/blog/shichifukujin-siete-dioses-buena-fortuna

https://es.wikipedia.org/wiki/Siete_Dioses_de_la_Fortuna

 

Comparte en las redes:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on StumbleUponPrint this pageEmail this to someone